Aparadores de salón

Filtrar
Filtros
X Cerrar

Precio

135,00 € - 450,00 €
Ver 1 de 33 productos

Para qué sirve un aparador de salón

El salón es un espacio muy importante en el hogar, porque es donde recibimos invitados, organizamos meriendas, o disfrutamos de la televisión. Además, suele estar conectado con la cocina o el comedor, por lo que necesitaremos un mobiliario multifuncional, perfecto para el almacenamiento de objetos en esta área, que también nos permite tener superficies en las que colocar elementos decorativos. 

En este artículo queremos que conozcas todo lo referente a...

Más información

Para qué sirve un aparador de salón

El salón es un espacio muy importante en el hogar, porque es donde recibimos invitados, organizamos meriendas, o disfrutamos de la televisión. Además, suele estar conectado con la cocina o el comedor, por lo que necesitaremos un mobiliario multifuncional, perfecto para el almacenamiento de objetos en esta área, que también nos permite tener superficies en las que colocar elementos decorativos. 

En este artículo queremos que conozcas todo lo referente a los aparadores de salón, los cuales son ideales para guardar mantelería, cubertería, vajillas, libros, y también para tener portarretratos, esculturas, floreros, etc, que complementan la estética de la sala. Nos permiten tener todo a la mano, y su uso dependerá del estilo de vida de cada familia. 

Existen miles de diseños, y al impactar directamente en el estilo del salón, es importante que te tomes tu tiempo para elegir el mejor. Puede que en una revista de decoración un aparador verde luzca espectacular, pero si no combina con la línea estética de tu habitación, quizás deberías replantearte o incluso descartar. 

Las medidas del aparador deben equipararse con las de tu salón y los elementos ubicados en el mismo. Es decir, el aparador no debe ser, ni muy pequeño ni muy grande, debería estar en perfecta sintonía con el resto de muebles y objetos. Los modelos altos son perfectos para espacios estrechos con techos altos, mientras que los rectangulares son adecuados para espacios amplios con techos bajos. 

Beneficios de los aparadores de salón

Aumenta la capacidad de almacenamiento

A veces necesitamos ingeniárselas para ampliar los espacios en los que guardar, sin ocupar demasiados metros cuadrados. Los aparadores suelen tener suficientes compartimientos que te facilitarán la vida. En la actualidad debido a los precios, hipotecas, y al estilo de vida, las personas se inclinan por vivir en pisos y casas pequeñas, por lo que es importante ser creativo para resolver los acertijos que implica un espacio limitado. 

Aprovechan las esquinas

En las esquinas quedan perfectos, y producen una sensación de profundidad, ayudando a que los salones estrechos, luzcan más confortables y amplios. Son perfectos porque no saturan el salón ni te obligan a renunciar a otros mobiliarios o elementos. 

Mejoran la estética del salón 

Hablábamos de que son un elemento funcional, pero también decorativo, por ello debes aprovechar sus características al máximo. Con ellos puedes lograr aportar personalidad, e inclinarte por el estilo que más te guste, bien sea nórdico, moderno, minimalista, barroco, etc.  

Separar espacios

Visualmente es importante delimitar, distribuir y estructurar los espacios, consiguiendo que dentro de una misma habitación podamos tener diferentes dinámicas. Como te comentábamos el salón casi siempre se encuentra junto al comedor o la cocina, si no tienes una pared que los separe, o tienes una casa de concepto abierto, los aparadores serán tus aliados a la hora de delimitar.

Alta durabilidad

Son muebles elaborados en materiales resistentes, rara vez los conseguimos fabricados en plástico o materia prima similar, que tiende a deteriorarse con mayor facilidad.

El plástico no es un material malo, pero tampoco es el indicado si buscas un mueble que te acompañe durante años. Está asociado con la contaminación, y es más probable que se deteriore producto de factores externos.

Por ello amamos los aparadores labrados en madera, melamina, acero inoxidable, aluminio, etc.

Excelente precio

Tienen una excelente relación calidad-precio considerando los beneficios que ofrecen y su tiempo estimado de vida útil. Son asequibles y se ajustan a cualquier presupuesto, ofreciéndote la oportunidad de incorporar un mueble de gran utilidad.

¿Cómo elegir el mejor aparador de salón?

Ahora que conoces los beneficios de un aparador, es importante entender que no todos ofrecen lo mismo, por lo que debes evaluar minuciosamente cuál es el más conveniente para tu salón.

Una vez vistos los estilos que podemos encontrar, es hora de saber para qué lo necesitamos, en qué lugar del salón lo incluiremos, etc. Por ello, a continuación, te explicamos qué deberás tener en cuenta antes de comprar esta pieza.

Determina los usos

El uso que pretendes darle al aparador, cambia por completo el tablero de juego. Además, los aparadores para salón tienen características muy diferentes a aquellos diseñados para habitaciones 

Bien sea para guardar enseres, fotografías, libros, o documentos, es importante determinarlo previo a su compra, de manera que optemos por el más apropiado. De su finalidad dependerá el material, los compartimientos, y sus características funcionales o estéticas.

Por supuesto, siempre hacemos hincapié en la importancia de considerar el tamaño del mueble en relación al espacio disponible. Si tu salón es demasiado pequeño, debes tener cuidado con las proporciones del aparador. 

Consejos prácticos para cuidar tu aparador

Ten en cuenta que siempre es importante cuidar los mobiliarios, de hecho, hay aparadores que con remodelaciones, tratamientos y mantenimiento, pueden durar mucho tiempo. Si escoges uno con características atemporales, habrás ganado.

Cuidarlo es imprescindible, porque, por ejemplo, encontramos aparadores en vidrio que requieren tratamientos no abrasivos. A los muebles de madera y metal, es conveniente remover el polvo frecuentemente, mientras que aquellos con acabados lacados conviene pasarles un paño húmedo cada cierto tiempo.

El cuidado también dependerá de la estructura de los aparadores podemos encontrarlos con o sin patas. Los que tienen patas son más estilizados, pero tienen una capacidad de almacenamiento cuestionable. Incluso hay aparadores de salón suspendidos, que dan un efecto etéreo y son muy estéticos, en ellos podemos guardar objetos, teniendo la precaución de sujetarlos adecuadamente a la pared.

También los encontramos altos y bajos, y cada uno requiere un cuidado particular, de acuerdo a sus capacidades y soportes. Por último, si quieres decorar el aparador para mejorar el aspecto del salón, recuerda que la distribución de los elementos debe tener lógica. 

No satures el mobiliario, porque solo lograrás que se deteriore con mayor facilidad, y que luzca sucio y abandonado. La estética muchas veces radica en apelar a la sencillez: Menos es más. Con agregar un par de objetos será más que suficiente, puede ser una planta, florero, lámpara, o portarretrato. Y puedes jugar con la simetría, o con las formas asimétricas que otorgarán volumen y dinamismo. 

Si estás buscando un aparador de calidad para tu salón, no dudes en contactarnos. ¿Este artículo fue de ayuda? Déjanos un comentario.