Mesas infantiles

Filtrar
Filtros

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

Errores y aciertos al elegir mesas infantiles

Desde temprana edad es importante que el niño cuente con un espacio de estudio o entretenimiento, que vendría siendo la mesa. Permitirles hacer sus deberes en el comedor o la barra de la cocina, hará que con el tiempo sea más difícil para ellos tener una rutina establecida, y organizarse adecuadamente.

No lo decimos nosotros, lo dicen los expertos. ¡Pero no te preocupes! Para eso traemos esta guía práctica, donde te explicaremos lo que debes tener en cuenta para elegir este mobiliario. 

¿Qué son las mesas infantiles?

Son un tipo de escritorio que se diferencia de otros, porque está adaptado a las necesidades particulares de los niños. Existen modelos que se van transformando a medida que el pequeño crece y desarrolla nuevas necesidades o preferencias, lo mejor es que es posible ir renovándola a medida que el niño manifiesta cambios importantes. 

Recuerda que tener una mesa desde temprana edad es fundamental para evitar problemas prematuros en la columna. Cuando el niño realiza actividades desde la cama o el comedor, no solo disminuye su capacidad de concentración y de crear hábitos saludables, también se encuentra expuesto a desarrollar patologías provocadas por malas posturas. 

¿Cuál es la funcionalidad principal de las mesas infantiles?

Las mesas infantiles se pueden utilizar para colorear, estudiar, escribir, y jugar. Lo recomendable es no emplearlas para comer, porque nuevamente el niño estaría mezclando los espacios, y su desarrollo se vería afectado. En todo caso, puedes tener una mesita pequeña especial para su alimentación. 

Este es un espacio donde dispondrán de libertad para explorar un mundo de posibilidades. Se diferencia de una mesa común y corriente, porque sus cajones o gavetas contienen material de estudio y recreación pensado para las actividades que el niño suele realizar. 

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir las mesas infantiles?

Al ser un mobiliario para niños, debes ser muy exigente con las especificaciones del mueble, con el fin de que tu hijo se pueda sentir cómodo y sacarle el mayor provecho posible a la mesa. Si tienes dudas respecto a cómo elegir la mesa infantil adecuada, ¡nosotros te ayudamos!

Los niños suelen requerir una mesa después de los dieciocho meses de vida (un año y seis meses), aunque por supuesto, al principio solo la emplearán por cortos períodos de tiempo y para tareas muy puntuales. 

Características 

  • La idea es que brinde autonomía al niño, por lo que todos los complementos deben estar a su alcance. 
  • Debe tener una silla adecuada a la edad y estatura del pequeño.
  • Tanto la silla como la mesa deben estar sincronizadas, es decir, que el niño debe poder sentarse y pararse por su cuenta, tomar las cosas que necesiten, elegir qué actividades realizar, y ser capaces de cumplir un horario.
  • No es un espacio para comer.
  • Algunas contienen portavasos, tablas que fomentan la alfabetización, entre otros. 
  • La profundidad de la mesa es muy importante, asegúrate que sea adecuada. 

Estilos 

Los niños no son tan conscientes de estilos como el industrial, escandinavo, o clásico, y para la etapa en la que se encuentran, puede resultar un poco impersonal y frío. Es mejor elegir un concepto minimalista, y agregar elementos que estimulen su aprendizaje o que le hagan ilusión. 

Colores

El color es un factor fundamental en las primeras etapas de desarrollo, e impacta directamente en el estado de ánimo. Por ejemplo, una mesa azul oscuro o negra, puede generar que el niño de repente se muestre frío y alejado, mientras que una amarilla estimulará su positivismo, creatividad y esperanza. 

Materiales 

Considerando que se trata de una mesa que irá cambiando a lo largo del tiempo, quizás lo más recomendable es contar con una de plástico, que son más accesibles en cuanto a precio. Si buscas una opción duradera, y que posteriormente puedas remodelar o utilizar en otro espacio de la casa, entonces inclínate por mesas de metal (pero cuidado con las puntas, no deben ser afiladas), melamina, madera natural, o por opciones modulares o auxiliares. 

También hay mesas plegables, ideales si dispones de poco espacio. 

Forma

Si la mesa estará en la habitación del niño, debes considerar su forma. En espacios rectangulares, lo ideal es optar por mesas rectangulares u ovaladas, y en espacios cuadrados es recomendable inclinarse por mesas cuadradas o circulares, que otorgan sensación de amplitud. El niño nunca debería sentirse asfixiado o claustrofóbico. 

La base, es decir, las patas de la mesa, deben ser seguras y estables, y como te comentábamos, las puntas no deben ser afiladas para evitar accidentes. 

Medidas 

Si el niño tiene de 0 a 1 año, entonces lo mejor es optar por una mesa infantil talla 0 que mide aproximadamente 40cm. A medida que va creciendo, necesitarás otro mobiliario más amplio, para que no se sienta incómodo.

De esta manera, la talla 1 se utiliza para niños de 2 a 3 años, y mide unos 43cm, mientras que la talla 2 es ideal para niños de 3 a 4 años y se estima que mide 53cm. Finalmente, para los niños de 4 a 6 años, opta por mesas talla 3 de 59cm. 

No olvides decorar la mesa, para estimular el aprendizaje de tu pequeño.