Aparadores industriales

Filtrar
Filtros
X Cerrar

Precio

135,00 € - 450,00 €
Buffet Lux 4P Lacado Blanco

Buffet Lux 4P...

228,00 €
Ver 1 de 6 productos

Los aparadores son una gran elección para decorar los espacios, y mantener el orden en tu hogar, esto gracias a que facilitan el almacenamiento y la distribución. Los encontramos en diferentes estilos, colores, formas, tamaños y medidas. En particular, nos encantan los aparadores de estilo industrial, puesto que son grandes y macizos, y sabemos que encajarán muy bien en los espacios de tu casa.

Ten en cuenta que los aparadores pueden ser bajos o altos, y generalmente se elaboran en madera, metal, cristal, entre otros. Como tal, los aparadores industriales se fabrican en metal y madera clara, y son ideales para espacios con una decoración loft, vintage, rústica, o elegante. 

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber a la hora de elegir un aparador industrial, para que tomes la decisión más acertada.

Cómo elegir tu aparador industrial ideal

Lo primero que debes determinar es si este tipo de aparadores encajan con el estilo que manejas en tu hogar, esto con el fin de que los elementos creen equilibrio y armonía, logrando una estancia acogedora, agradable y con buenas energías. Posteriormente, antes de elegir el material, es importante seleccionar el tamaño (anchura y altura), y la capacidad de almacenamiento del mobiliario.

Es fundamental destacar que los aparadores industriales, son super versátiles, porque encajan muy bien en diferentes espacios, y aportan personalidad al hogar. 

Presta atención al tamaño

Dependiendo de los techos que tengas en tu hogar, y del espacio disponible para ubicar el aparador, deberás realizar tu compra. La idea es que ningún elemento se vea aglomerado, o que obstaculice el paso. 

Aparadores altos

Son excelentes para optimizar el espacio, y aprovechar cada metro cuadrado, gracias a que son largos, pero a nivel de anchura son bastante recogidos. Por supuesto, si tus techos son bajos, podrían ser un problema en cuanto al peso visual, porque ocasionaríamos un efecto rebote, es decir, el área se vería muy pequeña, y eso no es lo que buscamos.

Adicionalmente, estos ofrecen más capacidad de almacenamiento, puesto que están conformados por cajones, armarios, y espacios abiertos. De verdad no pueden faltar en tu salón o cocina. 

Aparadores bajos

Suelen tener una altura que no sobrepasa el metro, y son indicados para espacios con techos bajos. Su principal ventaja es que para alcanzar los compartimientos no se requiere de un sobreesfuerzo, puesto que son bastante accesibles en cuanto a altura. Al momento de decorar serán tus mejores amigos, porque en ellos puedes colocar portarretratos, floreros, recuerdos, entre otros. 

Hay otras opciones relacionadas, como aquellos con patas altas, que se diferencian porque no se encuentran al ras del suelo. Destacan por ser muy elegantes y prácticos, gracias a que se fabrican en tamaños medios. Por ello, son ideales para tener un aparador alto que sea fácil de limpiar, pero que esté al alcance de toda la familia. 

Mientras tanto, los aparadores murales se fijan a la pared, pero como contraparte encontramos que son difíciles de instalar, por lo que podrías requerir la ayuda de un experto. Cuéntanos, ¿tú cuál prefieres?

Agrégale un toque de color

Los aparadores industriales se pueden combinar con diversos colores, para que el espacio no luzca tan rígido, sino que por el contrario sea cálido, alegre y llamativo. En primer lugar, los aparadores de este estilo se pueden encontrar en color blanco que es una de los más utilizados, produce paz, así como sensación de limpieza, evitando que tu hogar se vea desordenado.

Por otro lado, los aparadores negros se asocian a la elegancia y autonomía, lo mejor es que combina muy bien con los demás elementos presentes en una habitación. Mientras tanto, el marrón es confortable, se relaciona con el confort y el otoño, por lo que agregará un toque de chispa y alegría. El beige es genial para aportar luminosidad, amplitud, serenidad y relajación. 

Y finalmente, elegir colores fríos es una decisión acertada, por ejemplo, el azul transmite seguridad, tranquilidad, protección y estabilidad; y el gris es un color neutro que genera calma y equilibrio, y puede lograr que un espacio luzca elegante. Por supuesto, deben utilizarse con cuidado, porque si se satura con estos colores, la habitación puede lucir aburrida, muy formal, y distante. 

Agregar aparadores en colores fríos, es la mejor forma de neutralizar el color, sin drenar la energía por completo.

Cuidado con los materiales

La madera maciza es un material cuya belleza es natural y llamativa, la podemos encontrar en diferentes tonos y acabados, y encaja muy bien si queremos lograr un estilo rústico o industrial. Se fabrican en MDF, aglomerado, chapas, laminados, y con variedad de lacados y acabados. En cambio, los aparadores de metal son más ligeros, fáciles de limpiar, y con gran presencia.

En cuanto a si agregar ruedas o no, dependerá en gran medida de tu presupuesto y necesidades. Es cierto que las ruedas facilitan la tarea de limpieza y mantenimiento, pero pueden ser riesgosas si hay niños, adultos mayores o mascotas en casa. 

Recuerda que si necesitas un aparador industrial, puedes adquirirlo en nuestra tienda. Ofrecen muchas ventajas para el hogar porque son versátiles, a la vanguardia, de alta calidad, prácticos, y fáciles de combinar. 

¿Qué esperas? ¡Contáctanos!