Mesitas Blancas

Filtrar
Filtros
X Cerrar

Precio

30,00 € - 105,00 €
Mesita Clara Natural/Blanca

Mesita Clara...

92,00 €
Mesita Kuma Madera/Blanco

Mesita Kuma...

90,00 €
Ver 1 de 4 productos

Mesitas Blancas

Las mesitas, conocidas también como mesitas de noche, son muebles complementarios de la decoración del dormitorio. Generalmente se colocan a los laterales de la cama, aunque según el gusto personal de cada persona pueden colocarse en diversos rincones de la habitación.

Las mesitas son un plus que contribuye en la organización del dormitorio, también en la privacidad y la discreción, ya que en sus cajones se pueden resguardar diversos objetos que no se desean mantener al alcance de la vista.

Las mesitas blancas, gracias a su color aportan un toque de pulcritud e iluminación a las estancias. Estas pueden contar o no con cajones, pero siempre contarán con un carácter práctico y funcional. Las mesitas suelen ser compactas y contar con medidas entre los 35 y 50 cm de altura.

Las mesitas cuentan con una anchura que puede alcanzar los 52 cm, pero también existen modelos más estrechos que obligan a aplicar sobre su superficie una decoración minimalista evitando el exceso de elementos decorativos sobre esta.

En este orden de ideas, puedes optar por composiciones que incluyan lámparas, plantas y un elemento decorativo adicional, que podría ser un reloj despertador, un portarretrato o tu libro favorito. Lo ideal es que sea un objeto de apariencia atractiva y encantadora. También puedes decorar con detalles personales muy originales y pequeños jarrones con flores, especialmente si deseas acentuar una decoración de estilo nórdico.

Los colores para combinar tu mesita blanca, sin lugar a dudas, están encabezados por los diferentes tonos de madera en acabado natural y sigue con el resto de los colores que conforman la paleta de colores, porque la sobriedad del blanco combina perfectamente con todos ellos.

Modelos

Contamos con diversos modelos de mesitas blancas y entre ellas destaca la belleza peculiar de algunos diseños bastante precisos. Unos con una esencia discreta y minimalista, otros con un toque acogedor, pero todos con una alta dosis de originalidad y belleza.

La mesita Helios, por ejemplo, es ideal para fusiones decorativas de estilo moderno y minimalista. También es una excelente opción para decorar habitaciones con aire elegante. Esta mesita es un símbolo de practicidad y sofisticación, un par de características propias del estilo moderno y elegante.

Delling es otro de los modelos de mesitas con encanto más agradables. Esta comparte un hermoso contraste, que resulta ideal para estilos minimalistas, modernos y escandinavos. Favorece especialmente a las decoraciones de aire minimalista por su estructura y diseño compactos y discretos. Este es un modelo funcional que cuenta con un encanto peculiar en su diseño asimétrico y sus líneas rectas y simples. Ofrece mucha privacidad y limita la curiosidad en torno a lo que puede encontrarse en su interior gracias a la ausencia de tiradores en su cara frontal.

La esencia de la mesita Clara está estrechamente ligada al estilo vintage, al minimalista y al estilo nórdico. Esto debido al delicado contraste de la madera natural en el detalle de la tapa superior de la mesa con el color blanco de su estructura y dicho contraste es ideal para crear ambientes acogedores y con calidez familiar. Gracias a esto, puedes colocarlas en dormitorios infantiles, juveniles o matrimoniales sin que luzcan fuera de lugar.

Por su parte, la mesita Mar cuenta con una apariencia y esencia propia del estilo vintage. Presenta un diseño acogedor y relajado ideal para inspirar calma y evocar con nostalgia la casa de los abuelos y los momentos felices de la niñez. Por otro lado, esta mesita no solo presenta cajones, también tiene espacios con baldas para restarle una dosis de relevancia a la privacidad y a la discreción.

¿Cómo mantener una mesita blanca?

A diferencia del color negro, el color blanco atrae el polvo, pero lo disimula mejor. Este color atrae suciedad, polvo y refleja manchas a través del tiempo que, si no se limpian de forma frecuente, pueden acabar afectando el brillo, el color y la belleza de tus mesitas.

El mantenimiento de estas mesas se realiza de acuerdo al material con el cual han sido fabricadas, ya que los cuidados para una mesita blanca de acabado lacado no serán los más adecuados para limpiar una mesita teñida en chalk Paint.

Existen diversos productos poco abrasivos y saludables para tus mesitas de madera, el betún puede ser uno de ellos, con los que podrás mantener el color y el brillo de tu mesita blanca si ese fuese el caso.

En otro orden de ideas, también puedes colocar un pequeño mantel o tapete sobre tu mesita blanca si su diseño y el estilo decorativo de tu salón lo permiten. De este modo, tendrás menos que limpiar sobre la superficie y podrás lavar el tapete cada vez que lo desees manteniéndolo como nuevo o reemplazándolo cuando lo consideres necesario.

Si tu mesita blanca presenta manchas puedes usar un producto quitamanchas suave y amigable con la madera o su material de fabricación. Por otro lado, recuerda que debes limpiar la mesita y los muebles de color blanco en general con frecuencia, al menos cada 15 días, usando los productos de limpieza adecuados para su material de fabricación.

Como hemos mencionado al principio, para los muebles blancos el polvo es casi imperceptible y si no se les brinda el cuidado necesario de forma constante pueden formarse manchas desagradables y hasta la mesita puede tornarse en un color amarillento poco agradable a la vista.

Afortunadamente los muebles con acabado lacado o en cera cuentan con un recubrimiento que protege la pintura y, al mismo tiempo, protege la mesita de rayaduras y golpes. Para mantener la belleza de estos muebles puedes frotarlos con un paño humedecido en agua tibia. Y si las manchas son muy difíciles bastarán unas gotas de amoniaco en el agua tibia para eliminarlas.

Para eliminar por completo manchas de tinta o manchas de color, puedes humedecer un paño en alcohol y frotar sobre la mancha suavemente. Mientras que para recuperar el brillo puedes probar con pulimento para autos o glicerina líquida, estos también te ayudarán a retirar algunas manchas de tu mesita. También puedes elaborar una mezcla de aceite de oliva o bicarbonato con vinagre blanco para acentuar el brillo de tu mesita de acabado en laca.

Para los muebles teñidos que no presentan un recubrimiento protector, se recomienda aspirarlos antes de frotarlos con un paño humedecido en agua. Si estos muebles presentan manchas de grasa, espolvorea talco sobre la mancha y deja que este absorba los aceites antes de retirarlo con un paño suave.