Armario dormitorio

Filtrar
Filtros

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

¿Para qué sirven los armarios de dormitorio?

El dormitorio a veces se vuelve un caos, y con tan solo verlo, queremos llorar. Cuando hay calcetines tirados por doquier, pijamas donde va la ropa formal, y utensilios de cuidado personal sobre la mesa de noche, definitivamente es hora de comprar armarios para organizarte. Son ideales para clasificar la ropa o los objetos de uso personal, de manera que todo se mantenga en su lugar. 

Si quieres ahorrar espacio, puedes encontrar uno que tenga espejo, de esta manera tendrás un mobiliario dos en uno. Podemos asegurar que los armarios son tan buscados como las camas, porque son multiusos, y brindan soluciones a nuestras necesidades de almacenaje.  

Entonces… ¿Para qué sirven los armarios de dormitorio? En resumen, es un mobiliario que contiene perchas, barras, estantes o compartimientos, para almacenar ropa de cama, prendas, e incluso zapatos, es decir, facilita el acceso a todo lo que usamos en el día a día.

¿Quieres saber cómo elegir el mejor para tu habitación? ¡Quédate hasta el final del artículo!

Cómo elegir un armario de dormitorio

Un armario es un mobiliario que probablemente te acompañará por un largo tiempo, por ello su elección nunca debe tomarse a la ligera. Para facilitar la tarea, debes tomar en cuenta ciertos aspectos clave, que además te ayudarán a tomar la decisión correcta.

Medidas del dormitorio

Es importante medir la habitación donde colocaremos el armario, para decidir su tamaño y el tipo de mobiliario. Recuerda que existen armarios bajos, altos, anchos, estrechos, esquineros, entre otros. En las habitaciones grandes, la idea es cubrir los huecos que hacen que la habitación luzca impersonal y fría, pero sin exagerar con el tamaño. Mientras que, en dormitorios pequeños, lo mejor es aprovechar las esquinas, o colocar armarios colgantes.

Además, debes respetar las zonas de tránsito y no obstaculizarlas, puesto que durante la noche podrías tropezarte. También debe haber cierta separación entre el armario y los demás mobiliarios, y procurar que sus puertas no choquen con nada. En caso que el espacio no te permita tener puertas que se abren de par en par, puedes optar por aquellas plegables o correderas.

Material

Durante el invierno, las habitaciones suelen retener más humedad, así que debes considerar esto y encontrar un armario fabricado en materiales resistentes. Recuerda que el acabado del armario, tendrá una estrecha relación con la estética del mismo, e impactará en la decoración de la habitación.

Estilo, diseño y colores

El estilo dependerá de tu personalidad, si quieres algo frío y elegante, puedes optar por armarios de estilo nórdico, minimalista o moderno. Para resultados cálidos, lo mejor es buscar armarios clásicos, industriales, o rústicos. Y para algo más original colores pasteles, con líneas vibrantes.

En los dormitorios no se puede abusar de los colores fuertes, porque pueden desencadenar trastornos del sueño. Lo mejor es optar por el blanco, beige, o por cualquier color, pero en tonos pasteles. 

¿Ya sabes cómo elegir el armario correcto?

Tipos de armarios de dormitorio

Armario ropero

Son destinados especialmente para facilitarnos la vida al momento de guardar ropa. Por supuesto, no solo se trata de elegir el más adecuado, también de mantenerlo ordenado y pulcro, con cada cosa en su lugar. De esta manera, el mobiliario durará mucho tiempo, y se mantendrá como nuevo.

Armarios empotrados

Son ideales porque cuentan con más capacidad de almacenaje que los armarios tradicionales, y por ende favorecen la organización de las habitaciones, sin necesidad de ocupar demasiado espacio. Su único inconveniente es que no se pueden mover, puesto que están anclados para siempre, y removerlos es bastante costoso.

Armarios independientes

Nos gustan bastante, porque se pueden cambiar, remodelar y mover de una habitación a otra. A diferencia de los empotrados, estos no están atados de por vida a un mismo lugar. Como contraparte, son difíciles de limpiar, pero es algo que con un poco de ayuda extra, se puede solucionar.

Armario de dormitorio con puertas batientes o abatibles

Este tipo de puertas son aptas para espacios medianos, además suelen ser más económicas que otras opciones en el mercado. Protege la ropa de agentes externos, como la humedad, polvo y partículas, pero es importante realizar limpiezas periódicas. 

Las puertas abatibles son ideales para mantener los espacios despejados, y también para ubicarse en habitaciones medianas o amplias. Sin embargo, solo podrás abrirlas de par en par, si no tienes otros mobiliarios alrededor. Por su parte, aquellas plegables se parecen a las abatibles, las encontramos en materiales como la madera, y en otros como los paneles japoneses que son tableros a cuadrículas.

Armario de dormitorio con puertas correderas 

Si la cama es demasiado grande, o simplemente corres el riesgo de que las puertas choquen con otros objetos, entonces los armarios con puertas correderas son tu mejor opción. Por último, tienes la opción de comprar armarios esquineros, que aprovechan al máximo el espacio. 

¿Y tú qué tipo de armario prefieres para tu dormitorio?