Armarios infantiles

Filtrar
Filtros

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

Cómo elegir armarios infantiles

Elegir el armario adecuado para los más pequeños de la casa, es todo un reto. Pero estamos que seguros que con esta guía todo será más fácil, y disfrutarás el proceso al máximo. En la habitación de los niños, un armario debe reunir ciertas características estéticas y funcionales, para lograr que se sientan a gusto.

Satisfacer las necesidades del niño es lo primordial, y para ello el mobiliario debe reunir ciertos requisitos. Lo más recomendable es encontrar armarios económicos, porque los niños se encuentran en un proceso de crecimiento, y saltan de una etapa a otra rápidamente. 

¿Quieres saber sobre los armarios infantiles? Chequea esta guía que traemos para ti.

Características de los armarios infantiles 

Multifuncionales

Lo ideal es que sea un armario multifuncional, y como te comentamos anteriormente, económico. A diferencia de los armarios para dormitorios de adultos, en el caso de los niños tendremos que aplicar modificaciones cada cierto tiempo. En ocasiones, incluso tendremos que cambiar el mobiliario y adquirir uno nuevo.

Estabilidad

El armario no debe significar un riesgo para el niño, y las cosas deben estar a su alcance, de manera que pueda ser autónomo y estar seguro. Esto está estrechamente relacionado con la seguridad que es otra característica que nunca puede faltar en un armario infantil.

Para lograr esto, se recomienda que los armarios sean al ras del suelo o de patas bajas.

Independiente

Los armarios infantiles obligatoriamente deben ser independientes, seleccionar un armario empotrado podría ser un error fatal. Si quieres hacer cambios en la habitación, los costos de remodelación podrían superar tu presupuesto. Lo mejor es ahorrarse este dolor de cabeza, y seleccionar estos mobiliarios que son fáciles de limpiar, remplazar y decorar. 

En los armarios infantiles independientes puedes guardar todas las pertenencias del pequeño. Además, están aquellos que tienen cajones o compartimientos, y que son ideales para ordenar calcetines, ropa interior, sábanas, entre otras cosas. Mientras que, los armarios con perchas son nuestros preferidos, porque sirven para colgar la ropa, y cuentan con gavetas adicionales para el almacenaje. 

Variedad

Debes saber que los armarios para niños se fabrican en variedad de diseños, colores y estilos. Si no te gustan los armarios independientes, puedes optar por uno esquinero, los hay en forma de D o L, de trapecio, diagonal, o de cinco paredes. 

En este sentido, los armarios infantiles en forma de L son ideales para maximizar el espacio, de esta manera la habitación del niño no lucirá claustrofóbica. En cambio, los modelos en D, permiten distribuir la ropa en dos secciones. Por otro lado, si prefieres los de trapecio debes saber que tienen tres paredes y son espaciosos, pero son superados por los de cinco paredes que son ideales para cubrir todas las necesidades del niño, aunque nuevamente, esto dependerá de su edad. 

Para colocar armarios infantiles de cinco paredes, se necesita una habitación muy amplia, estos suelen tener espacio para cajas, y variedad de estantes, barras y entrepisos. Por último, los armarios diagonales sirven para aprovechar las esquinas vacías. En general, los mobiliarios pueden colocarse frente a la cama, cerca del baño, la puerta, o la ventana.

Cómo elegir el armario infantil ideal para tus hijos 

Para elegir un armario infantil debes tener en cuenta la altura, tamaño, y colores. Respecto a la gama de colores es preferible inclinarse por una paleta en tonos pasteles o neutros. Otros colores son el turquesa, verde agua, rojo claro. También tienes la opción de decorarlo al gusto del niño. 

Debes determinar si el niño es capaz de alcanzar las barras y estantes por su cuenta, o si necesitará ayuda extra.

Armario ideal según la edad del niño

De 0 a 2 años

Cuando hablamos de los bebés, probablemente no necesitaremos demasiado espacio, además ellos no pueden valerse por su cuenta, y siempre necesitarán que un adulto esté cerca ayudándolos. En este caso, lo mejor es optar por armarios bajos y con cajones, o por baúles de mimbre. 

De 3 a 5 años

En esta etapa, el niño comienza a aprender algunas cosas por su cuenta. Suelen elegir qué se quieren poner, y tratan de vestirse solos. Lo recomendable es que el armario sea abierto, que cuente con suficiente espacio, y que se encuentre al alcance de los niños. Puedes identificar cada cajón por colores o con calcomanías. Y por supuesto, necesitarán un cesto de la ropa sucia.

De 5 a 6 años

Lo conveniente es ampliar la capacidad de almacenaje, optando por un armario más grande, o agregando uno más pequeño como complemento. Es importante que ellos puedan alcanzar todas las gavetas por su cuenta, ya que durante esta etapa persiguen la autonomía. 

Después de los seis años, hasta la adolescencia, es el propio niño quien quiere elegir sus accesorios de dormitorio, por lo que te recomendamos involucrarlo en la elección del mobiliario de su habitación, por supuesto, siempre supervisando que sea adecuados a nivel estético y funcional.

¿Te gustó este artículo? Déjanos un comentario.