Cabeceros altos

Filtrar
Filtros
X Cerrar

Precio

45,00 € - 60,00 €

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

¿Por qué comprar cabeceros altos?

Encontrar el cabecero perfecto para tu cama nunca había sido tan fácil, y es que con esta guía podrás lograrlo sin estresarte. Recuerda que se trata de una parte esencial de la cama, que nos sirve para apoyarnos a leer un libro, o simplemente para ver una serie un fin de semana relajado. 

¿Sabías que? Originalmente estaban pensados como aislante térmico, sin embargo, hoy día son un elemento decorativo y funcional por excelencia. Lo ideal es que las medidas del cabecero cuadren con las de la cama, en lo que respecta a anchura y altura, para crear cierta armonía en la habitación. 

¿Tienes dudas sobre cómo elegir un cabecero alto? Lee esta guía y cuéntanos si te parece útil.

¿Cuál es la funcionalidad de un cabecero alto?

Primero debes considerar que, la altura del cabecero se elige de acuerdo al tamaño de las patas de la cama, así como las proporciones del somier y del colchón. Si bien, el cabecero puede ser alto, en habitaciones muy pequeñas no debería exceder los 50 cm, mientras que la altura mínima debería rondar los 30cm. Una altura más baja no te permitirá reclinarte cómodamente.

Los expertos recomiendan utilizar la cama, exclusivamente para dormir, de modo que se cree un hábito, y que no relacionemos este espacio con adrenalina, sino con paz, confort y descanso. 

También podemos salirnos de la norma, y elegir un cabecero que roce el techo, este será un efecto visual que transformará nuestra habitación. De hecho, estos se denominan cabeceros murales y abarcan la mayoría del dormitorio, incluida la mesa de noche, por lo que todo luce acogedor. Por supuesto, dependerá de las dimensiones de los objetos, y del espacio disponible en la habitación.  

Ten en cuenta que no se recomienda que el cabecero sobrepase los 150cm, y que no debe chocar con otros mobiliarios altos. Además, debe mantener una distancia mínima de 5 a 10cm entre cada cosa, para conservar la comodidad y que la habitación no luzca aglomerada. 

pexels-mart-production-7605218.jpg

¿Cómo elegir el mejor cabecero alto que se adapte a tus necesidades?

Medidas

Como te comentamos, es fundamental medir adecuadamente todos los objetos, así como el espacio disponible en el dormitorio, para decidir cuál es la mejor opción. El ancho de los cabeceros suele ser de máximo 90cm, así que debes tener esto en cuenta, para que todo luzca proporcional.

Una medida sencilla y rápida para elegir la altura del cabecero es sumando la altura del somier con la del colchón, para luego añadirle la altura de las mesitas de noche. Todo esto es importante, porque si exageramos con la altura del cabecero, podríamos anular su función decorativa. 

#TIP. Procura que todo luzca lo más limpio y ordenado posible. 

Determina la colocación

Después de medir los objetos y la habitación como tal, debes proceder a determinar la posición de la cama. Además, deberías elegir varios ángulos, para cuando quieras mover las cosas de posición. Si el cabecero u otro elemento, impide el desplazamiento de objetos, definitivamente es mejor buscar otra opción. 

Asimismo, si la cama es al ras del suelo, esto influirá directamente en las proporciones del cabecero. Recuerda que, sin poder evitarlo, cuando alguien entra en un dormitorio la vista se dirige hacia la pared principal, donde se encuentra el cabecero. 

Elige los materiales, colores y estilo

Materiales

De esto dependerá la calidad y duración del cabecero, podemos encontrarlo en madera que son atemporales, gracias a que ofrecen variedad de acabados, y su mantenimiento es fácil, pero como contraparte resultan un poco incómodos. Si buscas algo más blando, te recomendamos los cabeceros acolchados, que son de tejidos como el algodón, tela, terciopelo, o lino. En algunos casos puedes ponerles fundas para su cuidado, y en general resultan fáciles de limpiar.

Por otro lado, los cabeceros de ratán o polirratán son ligeros, naturales y frescos, pero su limpieza es bastante complicada. Otra opción confy es el cuero o piel sintética, que son cabeceros mullidos y elegantes. Además, los cabeceros de forja o metal, son incómodos, pero elementos decorativos por excelencia, y proporcionan un aire vintage

Colores 

El blanco es elegante, pero se ensucia con facilidad, por lo que lo recomendable es utilizar colores alegres, estampados, o aquellos neutros como el gris oscuro, azul marino, negro y marrón. El color siempre deberá apegarse al resto de la decoración del dormitorio. 

Estilo

Dependiendo del material y color, obtendremos el estilo del diseño. Puede ser clásico, moderno, minimalista, natural o nórdico. ¿Tú cuál prefieres?

¿Cuáles son los beneficios de los cabeceros altas?

  • Agregan personalidad a los dormitorios.
  • Protegen el colchón de roces.
  • Evita que se manche la pared y el colchón.
  • Son aislantes términos, porque evitan que la persona sienta frío, y también aíslan los sonidos. 
  • Resultan cómodos para leer, ver televisión, o simplemente recostarse a escuchar música.
  • Evita que la cabeza golpee la pared, o que la almohada se deslice entre la pared y el colchón durante la noche.

No olvides que el cabecero debe ser fácil de limpiar, cómodo, pero con un revestimiento fuerte y de calidad. 

¿Te gustó este artículo?