Sinfonier de dormitorio

Filtrar
Filtros
X Cerrar

Precio

75,00 € - 180,00 €
Ver 1 de 1 productos

Elegir el sinfonier de dormitorio

¿Necesitas espacio para tus pijamas y ropa íntima? ¿No tienes lugar suficiente en tu armario? La solución podría ser comprar un hermoso sinfonier de dormitorio.

Como sabrás es un tipo de mueble similar a la cómoda, más estilizado y alargado, que suele aportar mucho espacio, orden y elegancia a los diferentes rincones del hogar.

Su nombre es de origen francés nombrado chiffonnier, que deriva a su vez del vocablo chiffon, que significa trapo o ropa, aunque la palabra se ha deformado con el paso del tiempo, por eso hoy la podemos escuchar como sifonier o sinfonier.

No importa mucho cómo le llames, siempre que tengas en cuenta algunas consideraciones al momento de elegir el tuyo.

1 2 3 4

¿Qué estilo de sinfonier de dormitorio: moderno o vintage?

A la hora de elegir nuestro sinfonier o cómoda siempre resulta interesante estudiar y analizar qué estilo comprar, con tantas opciones es fácil elegir cualquiera, aunque no siempre cumplirá con nuestras expectativas, necesidades y estilo. Si tenemos un estilo minimalista y simple más bien moderno, nos decantaremos en colores sobrios como blanco, beige o negro, ya que nos aportaran mucha elegancia y sutileza a nuestros espacios.

Ahora, si nuestro estilo es más retro, vintage, chic o moderno, en realidad las combinaciones y posibilidades son infinitas, pero un sinfonier con más personalidad, con materiales que resalten seria lo ideal, por ejemplo: tallados en madera, combinación de madera con vidrio, pino, samán, bambú, fibra de vidrio, etc. Los hay con diseños y también personalizados, hasta hechos con materiales reciclables, lo perfecto es que encuentres uno que se parezca a ti.

¿Qué debo considerar al momento de comprar?

Debemos siempre tomar en cuenta la calidad por encima del precio. Pues la calidad de los acabados y materiales va a determinar la vida útil de nuestro sinfonier. Es importante resaltar este punto, ya que sabemos que a veces sacrificamos calidad por un bajo coste, y al final nos acaba costando caro, porque al fin y al cabo tendremos que comprar otro mueble al cabo de un tiempo.

Para evitar dolores de cabeza, es importante mirar la política de reembolso y la garantía, y revisar y verificar las políticas de venta, devoluciones, reembolsos y traslados.

Otro punto importante a considerar, son las medidas del mueble y nuestro espacio disponible. Debemos observar diferentes fotos, las tonalidades y texturas, ya que pueden verse alteradas, recuerda que formara parte de nuestro hogar y de nuestro cuarto de descanso.

Del mismo modo, tomar las medidas del mueble y “márcalas” en el espacio (con cinta adhesiva, tiza o marcador a base de agua), nos ayudará a visualizar mejor cómo se vería y que espacio ocuparía nuestro futuro mueble.

Un problema común es que no podamos trasladarlo por las escaleras del edificio o del interior de la casa, que sea muy grande para moverlo por los pasillos, o peor aún, que no pase por la puerta. Para evitar estos problemas es mejor verificar las medidas y nuestro espacio, desde la entrada hasta la habitación.