Sillones habitación

Filtrar
Filtros

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

Sillones para la habitación 

En otras oportunidades te hemos dicho que la cama debe ser la protagonista de cualquier dormitorio, no obstante, también es importante contar con cualquier tipo de asiento, bien sea sillas, pufs, sofás, o sillones, que equipen la habitación, le agreguen encanto y personalidad, y por supuesto, nos ayuden a tener un circuito de descanso completo. 

Probablemente, te estés preguntando si es un gasto que vale la pena, y en realidad, debes verlo como una inversión, puesto que será muy útil en el dormitorio y en cualquier habitación del hogar. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber al respecto, y te ayudaremos a elegir el lugar más apropiado para colocarlo, así como el color, estilo, tamaño, entre otros aspectos que marcarán la diferencia y te permitirán aprovechar este mueble al máximo.

En este sentido, los sillones son un mobiliario fenomenal para cualquier tipo de habitación, bien sea dormitorios juveniles, infantiles, o de adultos, gracias a que brindan ergonomía y actitud. ¡Recuerda que tu hogar debe reflejar tu personalidad! Así que es fundamental equiparlo con mobiliarios y elementos que te representen. 

Sillones en cada habitación

En el dormitorio 

Colocar un sillón en el dormitorio dependerá en gran medida del espacio disponible, y de las necesidades de cada persona. Si utilizas este espacio exclusivamente para dormir o descansar, tal vez no sientas la necesidad de incorporar un sillón. 

Sin embargo, debes tener en cuenta que los sillones en el dormitorio añaden personalidad al espacio, y son la oportunidad perfecta para integrar una zona de descanso, creatividad y recreación. Los encontramos en diferentes tamaños, y encajan muy bien en las esquinas de la habitación. En este sentido, son piezas que se pueden combinar con el resto de la decoración sin problemas, y lo mejor es que son un mueble ideal para disfrutar de películas, series, documentales, partidos de fútbol, etc. 

De hecho, existen sofás reclinables que son una excelente opción para recibir visitas, en especial si tenemos una cama individual o pequeña. Además, en las esquinas y ventanales, lucen modernos y ayudan a que el dormitorio se torne acogedor. 

Lo mejor es que en la actualidad encontramos sillones de alta tecnología que emiten vibraciones para ayudarnos a relajarnos después de un largo día. Asimismo, existen sillones con reposapiés fijos y elevables, o con respaldos reclinables. 

Cómo elegir sillones para un dormitorio

Opta por sillones que diversifiquen el espacio 

Un sillón con actitud, agrega versatilidad a la habitación, tanto a nivel estético como funcional. Trata de encontrar un sillón que te permita realizar diferentes actividades, es decir, que sea multiusos, en el cual puedas dormir, ver televisión, leer, o simplemente descansar. 

Esto te ayudará a mejorar el aspecto del dormitorio, agregando un toque de color o textura. 

Prefiere un asiento acorde a tus necesidades

A la hora de comprar un asiento que complemente la habitación, no solo tenemos que limitarnos a los sillones. Podemos elegir diferentes opciones y tamaños. Si tu dormitorio es pequeño, quizás necesites un mueble con proporciones adecuadas, que no haga que el espacio luzca saturado.

Asimismo, puedes comprar butacas que cuentan con asientos cómodos y son perfectas para dimensiones pequeñas. Para aprovechar las esquinas encontramos los sillones o sofás en forma de L. Si tenemos una pared que no utilizamos, también podemos optar por sillones alargados, ideales para recibir a nuestros amigos. 

En el caso de habitaciones extremadamente pequeñas, te recomendamos los muebles o sillones modulares, que suelen venir de una a tres piezas, y que se pueden separar para colocarlos en los espacios disponibles del dormitorio. Y como siempre te recalcamos, nunca está de más contar con un taburete, que es fácil de almacenar cuando no se está utilizando, y es de gran utilidad para alcanzar repisas demasiado altas.

Por último, si vives en un piso pequeño, y no tienes presupuesto o espacio para una cama, una gran idea es incorporar un sofá cama, que es multiusos, y también sirve para recibir invitados. 

Sillones para dormitorio juvenil

Durante la juventud amamos armar planes con amistades, y de vez en cuando podemos tener visitas de improvisto. Los sillones y los sofás camas son ideales para compartir y descansar. En los dormitorios juveniles lo ideal es comprar sillones coloridos, con estampados y texturas. 

Sillones para dormitorio infantil

Dependiendo de la edad del niño o niña, podemos incorporar asientos en los que jugarán, verán televisión, y descansan. Una gran idea es apelar por mecedoras con brazos y respaldos cómodos, en los que podremos sentarnos a leerles cuentos, cantarles canciones, y balancearlos suavemente a la hora de dormir. 

Sillones para dormitorios de adultos o matrimonios

Los sillones para dormitorios de adultos deben ser elegantes, aquellos fabricados en colores claros, pasteles y neutros, son ideales para equipar una habitación con estas características. Incluso puedes agregar un puf que es adecuado para espacios juveniles o de adultos.

En otras habitaciones

Los sillones también son ideales para salones, bibliotecas, y exteriores. Sirven para apoyar la decoración, así como para responder a las necesidades particulares de la familia. Ten en cuenta que cada habitación tiene sus propios requerimientos y todos los sillones no son adecuados para ciertos espacios.

Sin importar cuál es la habitación hay ciertas consideraciones que te pueden ayudar a tomar una decisión acertada. En este sentido, para habitaciones cuadradas disponemos de suficiente espacio para colocar sofás o sillones, si es muy amplia, puedes crear una mini sala de estar dentro del dormitorio y colocar varias butacas en forma diagonal.

Mientras tanto, en dormitorios o habitaciones rectangulares, el espacio se limita un poco, por lo que debemos ser estrategas, lo mejor es colocar los asientos en las esquinas, ventanales o rincones, cuidando que no sea un lugar oscuro.

Finalmente, a la hora de comprar el sillón más apropiado, procura revisar las tendencias para utilizar referencias, e inclinarte por muebles con diseños atemporales. Por supuesto, el color del sofá es imprescindible, y lo ideal es elegir una paleta de colores que complemente la decoración de la habitación. Procura que el sillón combine con la mesa auxiliar, la cómoda, paredes, puertas, y elementos decorativos. 

¿Listo para elegir sillones para tus habitaciones?