Sillones

Filtrar
Filtros

No hay productos disponibles

¡Estate atento! Próximamente se añadirán más productos.

Comprar sillones

Hemos escuchado repetidamente frases como “el sillón del abuelo”, “el sillón de papá” y es porque se trata de un asiento individual, ubicado casi siempre en un lugar privilegiado de la casa para el descanso y comodidad de su dueño. Si el asiento tiene más de una plaza, simplemente deja de ser un sillón.

Sin embargo, esta no es una pieza diseñada solamente para adultos mayores que duermen un rato en el sillón y unos minutos en su cama. Tú puedes tener tu rincón de descanso y desconexión para sentarte a leer cómodamente tu libro favorito, disfrutar de un té mientras miras el paisaje natural que te ofrece un ventanal o simplemente escuchar tu música favorita. Si continúas leyendo, encontrarás más datos interesantes y útiles para escoger tu propio sillón.

Tipos de sillones

La pieza que hemos conocido como “sillón” desde épocas pasadas se ha renovado y, actualmente, cuenta con una amplia lista de estilos y modelos entre los que destacan diferentes tipos de ellos:

El sillón rinconero es el tipo de asiento cómodo y práctico que resulta útil al momento de aprovechar el espacio. Este modelo en especial suele destacar por su diseño y por su color, por lo que se aconseja escoger un color que resalte y mantenga el equilibrio del resto de la decoración.

El sillón modular permite crear un rincón aparte para el descanso en el salón sin romper el hilo estético de este espacio. Su principal ventaja es que gracias a su diseño atemporal podrás crear diferentes combinaciones de estilos.

Los sillones estilos lounge representan la esencia de los sillones originales, ya que cuentan con un reposapiés que puede formar parte del sillón o ser una pieza adicional a este, pero que no difiere en su estilo.

El sillón bajo suele presentar diseños atemporales que encajan en cualquier estilo decorativo. Modelos como el sillón Kushiro permiten decorar el rincón favorito del hogar con un toque de estilo y color difíciles de pasar por alto.

El sillón alto permite descansar, desconectarse en compañía o en soledad, en medio de un espacio con una decoración acogedora. Aunque se trata de un sillón alto, la comodidad y el confort del sillón Sakai suelen primar en su diseño acolchado y suave.

Los sillones con patas de madera destacan la parte más cálida y hogareña de las decoraciones gracias a sus tonos rubios y su aspecto natural. No importa si se trata de un tapizado en sintético satinado o en tejidos con textura, el tono claro de la madera hará un perfecto contraste con el material del sillón y sus colores. Una prueba de ello son los sillones Kushiro de color negro y Sakai en color rosa, gris y azul.

Por su parte, los sillones con patas metálicas, como el modelo Hansen, resaltan la esencia elegante y sofisticada de las decoraciones. Esto complementado con diseños vanguardistas y contemporáneos se convierte en una apuesta certera para crear espacios modernos de aire lujoso.

El sillón Chester es, quizás, el más icónico de los sillones en toda la historia decorativa. Sin duda alguna, al incorporar un sillón de este estilo a tu decoración elevarás hasta los cielos el nivel de elegancia y sofisticación de tu rincón. Su esencia clásica y atemporal llenará de estilo y un aire de lujo ese rincón especial de tu hogar.

Estilos

  • Estilo escandinavo: los sillones con aire escandinavo o nórdico, sí o sí, deben contar con una apariencia y textura suave, acolchada que inspire comodidad y confort. Por ello, los tejidos afelpados y mullidos son los más aconsejables para los muebles y sillones con los que se desea decorar espacios inspirados en este estilo. 
  • Estilo capitoné: este estilo es muy propio de decoraciones clásicas; no obstante, tiene total cabida en diversos estilos decorativos como el moderno, mid century y hasta el nórdico.
  • Estilo nórdico: para destacar este estilo decorativo en tu salón o el resto de tus espacios puedes escoger un sillón que contraste colores claros con tejidos suaves e incluya madera de tonos claros o rubios en su composición. Esto para generar un bonito contraste que invite a quedarse, que inspire calma, tranquilidad y un ambiente de buenas vibras.

Colores

Aunque los colores de los muebles suelen elegirse en torno a las dimensiones del espacio donde se colocarán, en el caso del sillón al tratarse de una pieza única puedes escoger colores según la decoración y que, al mismo tiempo, resalten en ella.

  • Negro: este color será ideal para tu sillón si cuentas con un espacio amplio y bastante iluminado. Puedes resaltar su belleza si lo combinas con paredes de colores claros.
  • Gris: además de ser un color habitual cuando se trata de sillones, este color puedes combinarlo fácilmente con otros colores y tonos. Se trata de un color sobrio, así que recuerda potenciarlo con pinceladas de colores más vibrantes
  • Azul: este color representa la serenidad y según el tono que elijas para tu sillón puedes complementarlo con colores sobrios y tonos más claros de diferentes colores para generar un hermoso contraste.
  • Rosa palo: un sillón rosa palo será ideal para decoraciones donde los tonos claros y pasteles tienen cabida y entre ellos destacan el estilo vintage y el escandinavo. No se trata de un color habitual en decoración, pero puedes sacar el máximo provecho si combinas este tono con diferentes colores sobrios.
  • Verde: según el tono de color verde que escojas generarás distintos ambientes y percepciones de tu rincón. Siendo los tonos más oscuros los que te ayuden a crear espacios sofisticados, mientras que los tonos más naturales son ideales para crear rincones más frescos ideales para relajarse.
  • Piedra: en este caso puede tratarse de tonos diversos como el beige, la antracita y hasta tonos arena. Estos colores cuentan con un carácter atemporal y versátil, por lo que es posible crear combinaciones con otros colores más vibrantes.
  • Amarillo: si tu salón presenta una decoración al estilo retro, vintage o mid century, este color será ideal para resaltar la belleza del sillón y de la decoración completa. Asimismo, este color será ideal para resaltar tu estilo personal en decoraciones con aire veraniego y natural.

1391720AM204 (1).jpg

Materiales

Sin duda alguna, tejidos como la lana son ideales para sillones de estilo nórdico, aunque en este estilo decorativo también tienen gran aceptación el terciopelo y los tejidos afelpados.

Las texturas sin estampados combinadas con estructuras de madera rubia o de metal con acabado esmaltado serán ideales para resaltar un toque acogedor y cálido o un aire moderno y sofisticado en tus espacios.

Recomendaciones para decorar tu sillón

Lo más aconsejable es complementarlo con una mesita auxiliar, para que sobre ella puedas colocar los objetos que desees tener a la mano. De igual modo, si se trata de estilos decorativos como el nórdico puedes añadir una manta y un cojín sobre este para convertirlo en un asiento cálido que invite a sentarse y pasar un rato agradable.

También puedes complementar tu rincón de descanso con una lámpara de pie, con un aparador o con una mesita estrecha justo a su lado. Es necesario contar con un espacio para desconectarse, descansar y distraerse y solo lo lograrás si escoges el sillón ideal para tu decoración.